Trabajadores temporales en Canadá: COVID-19 revela cruda realidad

0
118

Muchas son las realidades que han sido visibilizadas durante la pandemia COVID-19 y la realidad vivida durante décadas por los trabajadores latinos en Canadá, no es la excepción.

Mientras el mundo hace un llamado al distanciamiento social y a la cuarentena, jornaleros centroamericanos, mexicanos y caribeños siguen trabajando bajo condiciones precarias en los campos al sur de Canadá.

También te puede interesar: Científicos descubren que existen al menos 6 tipos de COVID. 

Trabajadores temporales contraen COVID-19 en explotaciones de Canadá

La carencia de condiciones dignas, mascarillas, protección y medidas de distanciamiento social en las áreas de trabajo, son tan solo algunas de las condiciones que han expuesto a cientos de latinos temporales inmigrantes a contraer el virus COVID-19 y que le ha cobrado la vida a al menos tres de ellos.

Los trabajadores, que han denunciado en diversas ocasiones las desventajas laborales que tienen con respecto a los residentes norteamericanos, están siendo acompañados en su lucha por la organización Migrant Workers Alliance for Change (MWAC).

La organización MWAC durante este tiempo de confinamiento ha hecho llamados a protestas por los derechos de los jornaleros inmigrantes, exigiendo condiciones justas y demandando residencia permanente para los mismos. 

 

Por primera vez trabajadores temporales  aparecen en la primera plana de los medios informativos de Canadá  

Luego de décadas de silencio, la historia de estos trabajadores temporales  latinoamericanos en zonas rurales ocupa la primera plana de los medios de información local e internacional, dándole la oportunidad de contar su historia y ser escuchados.

Juan Luis Mendoza de la Cruz es un jornalero de origen mexicano que lleva más de 20 años trabajando por temporadas en los campos de Canadá, manifiesta, que su labor así como quienes la ejercen carece de estatus, y lamenta que haya sido el COVID-19 la razón por la que ahora sean vistos. 

Sin embargo, aprovecha el espacio otorgado para denunciar que los jornaleros inmigrantes viven dentro de la injusticia, trabajan más de 12 horas diarias, no pueden reportar abusos por parte de sus patrones y cobran un sueldo por debajo del salario mínimo canadiense.

Al igual que Mendoza, la mexicana Blanca Islas Pérez trabaja en los campos de Canadá y cuenta cómo fue su experiencia luego de romperse el pie en un accidente laboral, se le negara el ser transportada al hospital y terminara en un centro psiquiátrico donde intentó suicidarse luego de varios días de desesperación. 

Islas comenta además, que antes de que ella decidiera laborar en los campos al sur de Canadá, su esposo también ejercía como jornalero dentro de una granja en dicho país, y que el mismo se suicida luego de haber denunciado en diversas ocasiones las condiciones en las cuales trabajaba. 

Residencia permanente para trabajadores latinos en Canadá

Islas y Mendoza declaran que -a pesar de las carencias- adoran esta tierra donde han visto florecer aquello que siembran con sus manos. 

Los trabajadores temporales latinos desean poder solicitar la residencia permanente con la finalidad de cambiar de estatus, de exigir el cese del maltrato, la injusticia, la carencia de condiciones laborales y de vivienda digna. 

Para ello, piden conciencia por parte de los entes gubernamentales y un cambio en las leyes con las que solo son vistos como unos jornaleros inmigrantes e ilegales, y no como personas dignas de derechos. 

Fuente: El economista