Connect with us

Canadá

Niño canadiense de 7 años, separado de su padre y deportado a Guatemala con su madre

Rosalba Solares aseguró que ella y su hijo serán perseguidos y asesinados por pandilleros si es separada de su esposo y deportada a Guatemala.

Solares, de 42 años, y su esposo Jorge Orozco, de 59, han estado viviendo en Canadá durante 12 años.

Su hijo Julien, de siete años, nació en Canadá y es ciudadano.

Esto es lo que sucede:

La pareja de Toronto supo que será deportada el domingo a dos países diferentes: Solares a su Guatemala natal y Orozco a su país de origen, Colombia.

No tienen familia en Canadá, así que el niño se va con su madre.

Inmigración, Refugiados y Ciudadanía Canadá declinó hacer comentarios, por reglas de privacidad.

Sin embargo, los funcionarios buscan el consentimiento de la familia para hacer una declaración a los medios sobre su caso.

Solares se fue de Guatemala a Estados Unidos en 1998, huyendo de su abusivo ex novio, que es miembro de una pandilla local.

En California, conoció a Orozco, que había huido de las guerrillas en Colombia.

Según Solares, su propia prima, que es miembro de la misma pandilla, la rastreó en California, la golpeó en la cara y le dio un mensaje sombrío en nombre de su ex.

«Dijo: ‘Si alguna vez regresas a Guatemala, te matará’ ‘, dijo Solares.

«No tengo oportunidad en Guatemala… me están esperando».

Ahora ella teme que si regresa con su hijo, él también será atacado.

«A esas personas, no les importa si son niños o adultos, simplemente los matan», dijo.

Deportada a Guatemala

Solares y Orozco llegaron a Canadá juntos en abril de 2007 y solicitaron asilo.

Sus reclamaciones fueron rechazadas en 2011. Julien nació en 2012.

Su abogado, Lorne Waldman, dice que los funcionarios argumentaron que cada uno podría buscar la protección del estado en sus países natales.

Y que Solares puede regresar a una región diferente de Guatemala para evitar el peligro.

Sin embargo, ella dice que aquellos que desean hacerle daño la encontrarán.

Julien nació en 2012 y la familia continuó viviendo en Canadá bajo el radar de las autoridades de inmigración.

¿Por qué esta decisión?:

Todo cambió cuando Orozco se involucró en una colisión de autos el año pasado.

Waldman dijo que inicialmente se le dijo a la familia que serían deportados juntos a Colombia.

Pero el viernes, supieron que estarían separados.

«He trabajado en leyes de inmigración por mucho tiempo y es la primera vez que he experimentado una situación como esta», dijo Waldman.

No se ha dado ninguna explicación, a último minuto, tomaron esta repentina decisión.

Motivos humanitarios

Waldman ha apelado las órdenes de deportación de la familia por motivos humanitarios

Sin embargo, aún no ha recibido una respuesta.

«Creo que tenemos un caso sólido y no creo que sea parte de nuestra tradición canadiense separar a las familias», dijo Waldman.

Fuente

Te puede interesar:

Calgary lidera el país en la venta minorista de cannabis

Se iniciará un programa piloto de inmigracion para el sector agroalimentario en Canadá

 

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Más Visitados